El sistema de inmigración de los Estados Unidos ofrece varias opciones a inversores extranjeros y empresarios que buscan iniciar o adquirir un negocio en los Estados Unidos y obtener un estatus de inmigrante o no inmigrante en el país.

E-2 Visa de Inversionista de Tratado

Los nacionales de ciertos países, que tienen un tratado de comercio y navegación, o un tratado de inversión bilateral, con los Estados Unidos, pueden solicitar una visa E-2 destinada a individuos (y a sus familiares) que poseen una participación mayoritaria en una empresa en los Estados Unidos. Es una visa de no-inmigrante que puede ser renovada mientras la persona maneje el negocio. No hay requisito de inversión mínima para esa visa y está disponible para aquellos que comienzan una nueva, así como adquirir un negocio existente. Otros requisitos pueden ser aplicables y deben ser discutidos con un abogado antes de continuar con una solicitud.

Visa L-1A

Una visa L-1A es utilizada típicamente por negocios internacionales para transferir a sus directivos y directores ejecutivos a los Estados Unidos para trabajar en una oficina existente o para abrir una nueva sucursal en los Estados Unidos. Uno de los requisitos clave es que un cesionario debe haber trabajado para la empresa extranjera calificada durante un período de al menos un año durante los tres años anteriores a la solicitud de transferencia. Es importante saber que, si bien el tamaño del negocio no es realmente importante, es esencial que el solicitante fuera empleado por una entidad extranjera y que se empleará en los Estados Unidos en un alto nivel ejecutivo o capacidad de gestión.

Visa de Inversionista Inmigrante EB-5

Una visa de inmigrante EB-5 («Green Card») requiere que un solicitante haga una inversión en los Estados Unidos de $1 millón (o $0.5 millones en un área de empleo objetivo) creando directa o indirectamente al menos 10 empleos a tiempo completo. La documentación requerida para una solicitud de visa EB-5 puede ser muy extensa y hay varios requisitos importantes que el solicitante debe cumplir.

Centros Regionales

El programa de centros regionales EB-5, creado por el Congreso como un programa piloto en 1992 y regularmente reautorizado desde entonces, ofreció una forma alternativa para que las empresas obtengan capital extranjero estimulando así la economía de los Estados Unidos. Un negocio de los Estados Unidos puede solicitar al USCIS una designación de centro regional si las inversiones previstas promoverían el crecimiento económico. Una vez designado, un centro regional se convierte en un vehículo de inversión para una empresa de negocios para atraer inversionistas extranjeros. La creación de centros regionales y el trabajo con inversionistas extranjeros requieren típicamente experiencia legal no sólo en el área de la ley de inmigración de los Estados Unidos, sino también en las leyes corporativas y de valores. En la búsqueda de una designación de centro regional, es muy importante trabajar con un abogado con experiencia en la estructuración de este tipo de transacciones.

NOSOTROS PODEMOS AYUDAR

  • Apoyo jurídico a los empresarios que adquieran o creen un negocio en los Estados Unidos

  • Preparar una petición de inmigrante EB-5 para el inversionista principal y su familia

  • Asistir a las empresas nacionales con la solicitud de una designación de centro regional

La vida es un viaje. Tenga un plan.

Programe su consulta con un abogado.

CONTÁCTENOS

CONTACTO

Milvidskiy Law Firm LLC

NOMBRE

EMAIL

ASUNTO

MENSAJE